Obedecer la voz de Dios

 

 

Obediencia a Dios

Los privilegios que tenemos como creyentes al obedecer a Dios.

Es importante el obedecer a Dios, pero es más importante el escuchar la voz de Dios. ¿Por qué como vamos a obedecer a Dios si no aprendemos a escuchar su voz? Y  si escucho su voz, ¿Porque no le obedesco?

 Lectura bíblica:

Deu 26:7  Y clamamos a Jehová el Dios de nuestros padres;  y Jehová oyó nuestra voz,  y vio nuestra aflicción,  nuestro trabajo y nuestra opresión;

Aquí vemos a un pueblo que había sido oprimido por muchos años, un pueblo que habia sido maltratado, como nosotros que estuvimos en el desierto, en Egipto, ( tipo del mundo)

Deu 26:8  y Jehová nos sacó de Egipto con mano fuerte,  con brazo extendido,  con grande espanto,  y con señales y con milagros;

Dios nos saco de Egipto. Se supone que somos nación santa, pueblo adquirido por Dios a precio de sangre preciosa. Pero muchas veces nosotros regresamos nuevamente a Egipto. Queremos servir a dos amos a la vez. Nos hacemos sordos a su voz  y no guardamos sus mandamientos. 

 Deu 26:9  y nos trajo a este lugar,  y nos dio esta tierra,  tierra que fluye leche y miel.

En un momento dado aceptamos a Cristo como nuestro salvador personal. El nos limpia, nos hace nueva criatura, cambia nuestro lamento en baile y nos ciñe de alegría.  Nos trae a este templo a que recibamos palabra, a que aprendamos a obedecerle. Tenemos la Biblia pero no la leemos,  no sabemos lo que Dios quiere para nosotros , porque no le escuchamos.  Y luego nos preguntamos porque me siento asi, porque estoy frio espiritualmente, porque tengo este desanimo.  Yo te digo que lo tienes porque no has sabido escuchar la voz de Dios.

 Deu 26:10  Y ahora,  he aquí he traído las primicias del fruto de la tierra que me diste,  oh Jehová.  Y lo dejarás delante de Jehová tu Dios,  y adorarás delante de Jehová tu Dios.

 Así como Dios afirmaba Su propiedad de los primogénitos de hombre y animales, igualmente demandaba los primeros frutos de las labores en el campo (Éx. 23:16, 19), como reconocimiento de Dios como el dador de ellos y en muestra de agradecimiento por Sus dones. ¿Cuantos de nosotros le damos nuestras primicias a Dios? ¿Cuantos de nosotros somos agradecidos con Dios por todo lo que el nos ha dado? Dios ha restaurado nuestros hogares, nos ha suplido alimento, trabajo, nos sacó del polvo, nos limpió, nos restauró y nos levantó pero ¿cuantos de nosotros le agradecemos a Dios con nuestros bienes por lo que  El nos ha dado? Eso si que nos duele, eso si que nos molesta. Vemos a Dios como un mendigo a quienes le damos nuestra propina. La obra del Señor no crece, esperamos que todo nos baje del cielo , pero que bueno es recibir, y que mucho nos pesa dar.

 Deu 26:11  Y te alegrarás en todo el bien que Jehová tu Dios te haya dado a ti y a tu casa,  así tú como el levita y el extranjero que está en medio de ti.

 Deu 26:12  Cuando acabes de diezmar todo el diezmo de tus frutos en el año tercero,  el año del diezmo,  darás también al levita,  al extranjero,  al huérfano y a la viuda;  y comerán en tus aldeas,  y se saciarán.

Deu 26:13  Y dirás delante de Jehová tu Dios:  He sacado lo consagrado de mi casa,  y también lo he dado al levita,  al extranjero,  al huérfano y a la viuda,  conforme a todo lo que me has mandado;  no he transgredido tus mandamientos,  ni me he olvidado de ellos.

Deu 26:14  No he comido de ello en mi luto,  ni he gastado de ello estando yo inmundo,  ni de ello he ofrecido a los muertos;  he obedecido a la voz de Jehová mi Dios,  he hecho conforme a todo lo que me has mandado.

Deu 26:15  Mira desde tu morada santa,  desde el cielo,  y bendice a tu pueblo Israel,  y a la tierra que nos has dado,  como juraste a nuestros padres,  tierra que fluye leche y miel.

Deu 26:16  Jehová tu Dios te manda hoy que cumplas estos estatutos y decretos;  cuida,  pues,  de ponerlos por obra con todo tu corazón y con toda tu alma.

 Cuantos de  nosotros le diezmamos a Dios conforme lo que el Señor nos da, cuantos le ofrecemos nuestro todo al Señor? Dios nos dice que diezmemos, y lo que debemos hacer con esos diezmos. Pero debemos entender que no es solamente el diezmar, el que ama a Dios da sus diezmos y ofrendas,  el que ama a Dios es obediente al Señor. A nosotros no nos importa que se haga con esos diezmos y ofrendas, sino que agradamos al Señor al obedecerle. Usted sea obediente al Señor. Si Dios nos ha dado más que eso.

 Deu 26:17  Has declarado solemnemente hoy que Jehová es tu Dios,  y que andarás en sus caminos,  y guardarás sus estatutos,  sus mandamientos y sus decretos,  y que escucharás su voz.

El dia que vinimos a los pies de Jesús hicimos un compromiso con el Señor. En esos momentos decidimos servirle, adorarle, vivir conforme a su palabra, alejarnos del mal

Pero para muchos no es un compromiso con Dios sino algo pasajero, que se olvida por el trajin diario, cuando vienen los problemas.

 Exo 15:26  y dijo:  Si  oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios,  e hicieres lo recto delante de sus ojos,  y dieres oído a sus mandamientos,  y guardares todos sus estatutos,  ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti;  porque yo soy Jehová tu sanado

Exo 23:22  Pero si en verdad oyeres su voz e hicieres todo lo que yo te dijere,  seré enemigo de tus enemigos,  y afligiré a los que te afligieren.

Deu 4:29  Mas si desde allí buscares a Jehová tu Dios,  lo hallarás,  si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma.

 

Deu 4:30  Cuando estuvieres en angustia,  y te alcanzaren todas estas cosas,  si en los postreros días te volvieres a Jehová tu Dios,  y oyeres su voz;

Deu 4:31  porque Dios misericordioso es Jehová tu Dios;  no te dejará,  ni te destruirá,  ni se olvidará del pacto que les juró a tus padres.

 

Deu 26:18  Y Jehová ha declarado hoy que tú eres pueblo suyo,  de su exclusiva posesión,  comte lo ha prometido,  para que guardes todos sus mandamientos;

Deu 26:19  a fin de exaltarte sobre todas las naciones que hizo,  para loor y fama y gloria,  y para que seas un pueblo santo a Jehová tu Dios,  como él ha dicho.

 Deu 13:4  En pos de Jehová vuestro Dios andaréis;  a él temeréis,  guardaréis susmandamientoy escucharéis su voz,  a él serviréis,  y a él seguiréis.

 Dios nos manda a ir en pos de el, a temerle, no a sentir miedo, sino a respetarle. Nos ordena a guarda sus mandamientos, y a escuhar su voz. Para servirle tenemos que escuchar su voz. Si tu jefe en tu trabajo te dice: Haz esto y lo otro, pero tu estas envuelto en tus propios pensamientos , en tus problemas, en tus deseos, jamás podrás escuchar lo que el te dice. Y al final estás despedido de tu trabajo porque no le hiciste caso.  El no escuchar la voz de Dios acarrea situaciones que al final lamentamos, que nos hacen llorar o padecer situaciones futuras que no nos ayudan. No somos bendecidos por no escuchar la voz de Dios,  no prosperamos porque no escuchamos la voz de Dios, pecamos porque no escuchamos su voz.

 Consecuencias de no escuchar la voz de Dios

Deu 28:15  Pero acontecerá,  si no oyeres la voz de Jehová tu Dios,  para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy,  que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, (El castigo pronunciado por Dios como consecuencia del pecado de Adán y Eva en estos dias vemos las consecuencias de esta maldición al ver a nuestro alrededor) .y te alcanzarán.

 Las ovejas del Señor oyen su voz y le siguen.

Joh 10:16  También tengo otras ovejas que no son de este redil;  aquéllas también debo traer,  y oirán mi voz;  y habrá un rebaño,  y un pastor.

Dios nos tiene grandes bendiciones para nuestras vidas, pero tenemos que aprender a escucharle, obedecerle y hacer su voluntad por encima de la nuestra para recibirlas. ¿Quieres bendición, quieres las promesas, quieres prosperidad genuina? Escucha la voz de Dios y obedecele.

 

About these ads

One response to this post.

  1. Posted by ANDREA ZAPATA on 7 marzo, 2011 at 16:06

    Que hermosura de enseñanza, muchas gracias por lo que me han compartido, es de mucha bendición.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: